Patios y galerías

Patio de los Naranjos

El patio llamado ya en 1714 «principal» o «jardín», era considerado el corazón del Colegio, y con sus tradicionales naranjos custodiaba el centenar lapacho.

Si bien los Jesuitas habían comenzado la plantación de naranjos, los próximos a la Iglesia los habían plantado los mercedarios.

Reabierto el Colegio en 1862, los Jesuitas recuperan su antiguo edificio y desde el comienzo se los conoce con el nombre de «Patio de los Naranjos».

Al iniciarse la construcción del actual edificio, el patio fue utilizado como depósito de los materiales, determinando ello la desaparición de la mayoría de las especies. Al finalizar las obras se dispuso modificar definitivamente el viejo jardín de umbrosos naranjos, subsistiendo solo el lapacho, ya que los actuales y tímidos naranjos son de una época posterior.

Patio de los Carruajes

Se encuentra donde antaño llegaban los carruajes con las mercaderías para quienes vivían en el Colegio, ya sean alumnos pupilos o religiosos.

En 2008 se constituyó en un espacio de eventos culturales y su nombre rememora la vieja función del lugar.

Sobre el pasillo que lo comunica con el Patio del Sagrado Corazón, se encontraba el refectorio, lugar de entrada al comedor de la Comunidad Jesuita, transformado hoy en Sala Furlong.

Patio del Sagrado Corazón o de los Escudos

Hasta hace más de 30 años era el patio jardín de la Comunidad Jesuita y sólo sus miembros accedían a él.

Patio Hno. Juan de Sigordia, SJ

Es un patio joven que nació con la construcción de la escuela primaria hace más de 25 años. Hasta 2009 se lo denominó Patio Redondo. A partir de ese año se le designó el nombre de uno de los primeros maestros jesuita que llegó a Santa Fe en 1609.

Patio de los Cerezos

Ubicado en el centro del Colegio, al lado del Jardín de Infantes. Es protegido por altas paredes y columnas de una antigua galería.

Patio del Aljibe

En el año 1981, el rector P. Luis de Maussión, SJ propuso a la Asociación de Exalumnos la creación del Museo del Colegio en el antiguo edificio sobre calle General López.

El proyecto fue encomendado al arquitecto Carlos Giobando. En agosto de 1982 se inaugura el museo y con él su precioso, histórico y antiguo patio.

Menú