Palabras del Rector

Queridas familias del Colegio:

El próximo lunes 2 daremos comienzo al ciclo lectivo 2020, y en nombre de toda la comunidad educativa del Colegio Inmaculada, queremos saludarlos especialmente, deseando hayan tenido un merecido descanso.

Dando además especialmente, la bienvenida a las familias nuevas que se incorporan al Colegio en los distintos niveles.

Invocamos al Espíritu del Señor y a nuestra patrona, la Virgen de los Milagros para que estemos dispuestos y prontos a realizar juntos lo mejor para nuestros chicos y para todos los que componemos esta comunidad educativa.

Una tarea a tiempo completo

En ese sentido, los invitamos a considerar juntos la impostergable tarea de colaborar en la marcha educativa de nuestros niños y adolescentes. El cambio de época que nos toca nos exige como adultos trabajar en conjunto ante una sociedad vertiginosa como pocas veces se vió en la historia, gracias a los cambios tecnológicos. Así como favorece innumerables oportunidades, también se torna por momentos invasiva y devoradora, pasando por alto la importancia de los procesos vinculares de las personas, entre menores y adultos especialmente.

Adaptarnos sin perder nuestro lugar ni quitar importancia a lo que podemos compartir y transmitir. La presencia, el interés por los procesos de nuestros chicos, y el perder miedo a asumir nuestro rol adulto se hacen imprescindibles.

El muy buen diálogo que se genera entre nuestros directivos, docentes y uds es de valor indiscutible, pero no basta. Debemos todos estar atentos a los signos que, por pequeños que parezcan nos llaman la atención en nuestros chicos. No tengamos vergüenza ni minimicemos lo que pase en nuestras casas o en sus vidas. Tenemos que ayudarnos como comunidad, asumiendo también consecuencias, pero cuanto antes mejor.

Al comenzar la Cuaresma, llamado a la conversión

Al coincidir una vez más el comienzo del ciclo con la Cuaresma, es bueno escuchar el mensaje del Santo Padre Francisco:

“El Señor nos vuelve a conceder este año un tiempo propicio para prepararnos a celebrar con el corazón renovado el gran Misterio de la muerte y resurrección de Jesús, fundamento de la vida cristiana personal y comunitaria. Debemos volver continuamente a este Misterio, con la mente y con el corazón. De hecho, este Misterio no deja de crecer en nosotros en la medida en que nos dejamos involucrar por su dinamismo espiritual y lo abrazamos, respondiendo de modo libre y generoso…Por eso, en esta Cuaresma 2020 quisiera dirigir a todos y cada uno de los cristianos lo que ya escribí a los jóvenes en la Exhortación apostólica Christus vivit: «Mira los brazos abiertos de Cristo crucificado, déjate salvar una y otra vez. Y cuando te acerques a confesar tus pecados, cree firmemente en su misericordia que te libera de la culpa. Contempla su sangre derramada con tanto cariño y déjate purificar por ella. Así podrás renacer, una y otra vez» (n. 123). La Pascua de Jesús no es un acontecimiento del pasado: por el poder del Espíritu Santo es siempre actual y nos permite mirar y tocar con fe la carne de Cristo en tantas personas que sufren.”

Un llamado constante a la conversión para todos: volverse al amor de Jesucristo, que quiere ser nuestra manera de amar y amarnos, Desde Él solamente, la conversión de toda dimensión de nuestras vidas es posible, humilde o modesta, pero profunda. Todos como iglesia, empezando por sus ministros, estamos llamados.

Y convertirnos en el difícil contexto social en que estamos, sumado a la violencia reinante -no sólo en nuestro medio santafesino- que afecta a muchas de nuestras familias pero especialmente a los más postergados. Es una prioridad de toda la Compañía de Jesús el estar con los más pobres y la Red de Colegios Ignacianos de Argentina y Uruguay (RAUCI) la asume.

Como comunidad cristiana y de espiritualidad ignaciana, no quedamos expectantes, sino que junto a la Parroquia Jesús Resucitado (Alto Verde) y a la fundación Manos Abiertas (delegación Santa Fe) queremos dar “nuestros cinco panes y dos peces” , estando dispuestos a acercarnos “y tocar con fe la carne de Cristo en tantas personas que sufren” como dice el Papa.

Poco o mucho de nuestro tiempo, energía y recursos, serán importantísimas en esta tarea de darnos y hacer sentir la proximidad (prójimos) a los más descartados, para la que seremos convocados.

Época y llamados en fin, que necesitan de nuestra “re-creación” espiritual, para lo que los invitaremos a participar en distintas oportunidades, a una variedad de momentos y jornadas de crecimiento en la vida espiritual.

Novedades

Este año tendremos en el nivel Primario, como ya muchos de uds saben, la incorporación al equipo directivo de la Sra Alejandra Paniagua  como Vicedirectora. Deja su cargo Silvana Bontorin quien se jubila, aunque permaneciendo en nuestra comunidad con tareas diversas.

Es gratificante contar con el compromiso y la generosidad con que Silvana se ha dado estos años, así como  la disponibilidad de Alejandra a su nueva tarea. Agradecemos inmensamente a Silvana por tantos años, y encomendamos a ambas, al Señor y a la Virgen en sus nuevas etapas.

Es siempre una novedad, que en tiempos difíciles, podamos continuar con el Plan Maestro Edilicio. Les pedimos encomendar igualmente, la ayuda del Señor y de Nuestra Señora

Y en continuidad, como año a año, nos convocaremos a construir juntos esos buenos momentos de encuentro familiar, muchos a beneficio, que a través de APACI, se organizan con la colaboración de todos. Esperamos una vez más que su buena disposición y generosidad sigan siendo el motivo de alegría en este colegio que uds mismos crean y brindan.

Pidiendo para todos uds la bendición de Ntra. Sra. de los Milagros, les envío mis saludos junto al de todos los directivos y miembros de la comunidad educativa.

P. Fernando Cervera, SJ

Menú